Debemos ir todas y todos!

  

Anuncios

Las Sinsombrero

  

Con el término Generación del 27 se conoce al que seguramente es el grupo de literatos y artistas más influyentes y conocidos de la cultura española. Su legado es ampliamente conocido siempre y cuando hablemos de ELLOS. ¿Pero qué sucede con ELLAS? ¿Es que acaso no había mujeres?

Nada más lejos de la realidad. Dentro del Grupo del 27 existieron, crearon y triunfaron una generación de mujeres pintoras, poetas, novelistas, ilustradoras, escultoras y pensadoras, de inmenso talento que no sólo gozaron en su tiempo de éxito nacional e internacional, sino que a través de su arte y activismo desafiaron y cambiaron las normas sociales y culturales de la España de los años 20 y 30.
ERNESTINA DE CHAMPOURCÍN (Vitoria 1905 – Madrid 1999)

Poeta española.

 Hija de una familia católica y tradicional de origen francés y uruguayo. Desde niña tuvo una clara vocación literaria “poeta (sic), sólo poeta”. Residente en Madrid desde joven, con veintiún años publicó su primer poemario, con una línea intimista que nunca abandonaría durante su larga carrera como poetisa. Cuando se inició la Guerra Civil empezó a trabajar como enfermera, hecho que le causó un gran impacto y que influyó en toda su obra posterior. Finalmente se exilió con su marido Juan José Domenchina a Toulouse, París y México. No regresó a España hasta el año 1973. Pasados los noventa años todavía seguía publicando, pero siempre entre “la vagancia y la vaguedad” y lejos del tumulto literario. En 1992 fue candidata al premio Príncipe de Asturias.

 “No quiero saber nada…

Ni de esa luz incierta

que retrocede vaga

ni de esa nube limpia

con perfiles de cuento.

Tampoco del magnolio

que quizá aún perfume

con su nieve insitente…

No saber, no soñar,

pero inventarlo todo”
MARÍA TERESA LEÓN (Logroño 1903 – Madrid 1988)

Escritora española.

 María Teresa León fue uno de los ejemplos más interesantes de la participación intelectual y comprometida de la mujer durante los años de la República y, posteriormente, representó una de las voces más vivas y activas de la creación y del testimonio español en el exilio.

Primera española en conseguir un doctorado en Filosofía y Letras, María Teresa estudió en la Institución Libre de Enseñanza, fundada por un grupo de catedráticos separados de la Universidad para defender la libertad de cátedra y negarse a ajustar sus enseñanzas a los dogmas oficiales en materia religiosa, política o moral.

Colaboró bajo seudónimo en un diario burgalés y en 1929 publicó su primera novela. Junto a Rafael Alberti, del que también era compañera sentimental, llevó a cabo numerosas iniciativas de orden cultural, como la revista “Octubre”.

Con más de veinte libros publicados, también fue muy activa en el teatro, como actriz, autora, directora de escena y ensayista. Durante la Guerra Civil fue secretaria de la Alianza de Escritores Antifascistas, fundadora de la revista “El Mono Azul” y una destacada veladora para la salvación de las obras del Museo del Prado de Madrid.

“Somos lo que nos han hecho, lentamente al correr los años.

Cuando estamos definitivamente seguros de ser nosotros, nos morimos.

¡Qué lección de humildad!”
CONCHA MÉNDEZ  (Madrid 1898 – México 1986)

Poeta y editora española.

 Concha Méndez formó, junto a Maruja Mallo y Margarita Manso, el grupo de mujeres más afín, intelectual y anímicamente, a los hombres de la Generación del 27, siendo amigas y compañeras de viajes de todos ellos y socialmente muy adelantadas a su época.

Además de su carrera como poetisa y autora teatral, mantuvo una intensa actividad editorial, fundando en Madrid, junto a su marido el también poeta Manuel Altolaguirre, la imprenta “La Verónica”, donde editaron la revista Héroe, que contó con la colaboración de muchos de los nombres de la época. A ambos, como editores, se les reconoce la labor principal de divulgación de la obra más representativa de dicho grupo. El exilio les llevó a París, a La Habana y finalmente a México, donde volvieron a abrir una imprenta desde donde editaron textos de sus colegas españoles en el exilio.

En 1944 publicó Sombras y sueños, para algunos su mejor libro, tras el cual permaneció en silencio hasta 1976, año en el que publicó su último poemario, Vida o río.

En 1991, su nieta publicó unas memorias basadas en las cintas que grabó Concha Méndez relatando su vida.

“Quisiera tener varias sonrisas de recambio

y un vasto repertorio de modos de expresarme.

O bien con la palabra, o bien con la manera,

buscar el hábil gesto que pudiera escudarme”
MARUJA MALLO (Lugo 1902 – Madrid 1995)

Pintora española.

 Con veinte años se trasladó a Madrid para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde se relacionó con artistas, escritores y cineastas como Salvador Dalí, Federico García Lorca, Luis Buñuel, Concha Méndez, Margarita Manso o María Zambrano, de la que era gran amiga. Es justamente Maruja, junto con su íntima amiga Margarita Manso, quienes idean la performance de ir por la Puerta del Sol de Madrid sin sombrero. Esto provocó el insulto y hasta la agresión de numerosos viandantes, que las tildaron poco menos que de prostitutas. De aquí nace el concepto “sinsombrerismo” que queremos que defina esta generación femenina.

Su pintura siempre tuvo una influencia claramente surrealista, teniendo la oportunidad de relacionarse con otros maestros de la época, como Magritte, Ernst, Miró o De Chirico en sus viajes a París.

Comprometida con la República, al estallar la guerra civil viajó a Portugal y luego a América, pasando grandes temporadas en Buenos Aires y Nueva York, donde se instaló y recibió un rápido reconocimiento. Dijo de ella Andy Warhol que sus retratos eran un claro precedente del Pop Art norteamericano. Regresó del exilio en 1965 y se instaló en Madrid, donde siguió pintando hasta su muerte en 1995, sin que su tierra natal la prestigiara públicamente. Mallo nunca encajó bien en el mediocre mundo cultural de la época, motivo por lo que ni ella ni su obra fueron reconocidas en su época. Vitalista hasta sus últimos días, algunos protagonistas de la Movida madrileña de los ochenta todavía la recuerdan asistiendo a actos de la época. Poco conocida, y de aspecto siempre extravagante, mucha gente la veía tan sólo como una vieja excéntrica. Solo posteriormente, ya fallecida, consiguió el reconocimiento institucional y artístico. 

 “En caso de llevar sombrero, llevaría un globo atadito a la muñeca con el sombrero puesto, y así cuando me encontrara con alguien conocido, le quitaría el globo al sombrero para saludar”

 

 MARÍA ZAMBRANO  (Vélez-Málaga 1904 – Madrid 1991)

Filósofa española.

 Esta filósofa malagueña es quizás la figura femenina más destacada de la intelectualidad española. Recibió su formación universitaria en la década de los años veinte de mano de maestros como Ortega y Gasset, Xavier Zubiri o García Morente. Amiga de Maruja Mallo, Concha Méndez y Rosa Chacel, ya en los años 30 empezó a ser reconocida en el campo intelectual. Convencida republicana, llegó con su marido de Chile justo el día que Bilbao caía a manos de las tropas nacionales. A la pregunta de un periodista de por qué volvían si la guerra estaba perdida, respondió “Por eso”. Terminada la contienda se exilió y vivió en una larga sucesión de países y diferentes universidades: París, La Habana, Puerto Rico, México…, donde siguió con su actividad cultural como filósofa, ensayista y profesora. En 1984 se instaló definitivamente en Madrid, donde murió.

María fue de las pocas mujeres plenamente reconocidas por la intelectualidad española después de la dictadura, recibiendo los premios Príncipe de Asturias (en 1981) y Cervantes (en 1989), además de otras numerosas distinciones de instituciones nacionales y extranjeras.

 ‘En la poesía encontramos directamente al hombre concreto, individual. En la filosofía al hombre en su historia universal.’  

 

 ROSA CHACEL (Valladolid 1898 – Madrid 1994)

Novelista española.

 Su primera vocación fue la escultura, matriculándose en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando. Abandonó esta primera vocación para convertirse en la principal novelista de esa generación, además de ensayista y articulista. Fue asidua de las tertulias dónde entabló amistad con Ortega y Gaset que le publicaría varios artículos en la revista de Occidente. El compromiso con la República la llevó al exilio primero en Suiza y luego en Brasil. A pesar de sus múltiples publicaciones en los años veinte y treinta, el exilio, le conllevó grandes dificultades económicas que le impidió proseguir su carrera literaria con total dedicación. Ya con sesenta años, obtuvo becas de fundaciones para terminar algunas de sus novelas, una de estas becas le permitió instalarse en Madrid y terminar una de sus obras más populares, Barrio de Maravillas. Rosa Chacel es sin duda una de las autoras más importantes de la cultura literaria Española. 

 “La realidad era yo en mi pequen?ez, sin ma?s arma que mi inteligencia, sin ma?s capital que mi voluntad y mi perspicacia, mi capacidad de juicio para buscar mi propio destino” 

 

 JOSEFINA DE LA TORRE (Las Palmas de Gran Canaria 1907 – Madrid 2002)

Escritora, poeta y actriz española.

 Josefina de la Torre fue más conocida como actriz y concertista que como poetisa. Sin embargo, para algunos, figura entre las cinco poetisas más destacadas de su generación, y fue la segunda mujer a la que Gerardo Diego incluyó en su Antología Poética de 1934.

En 1927 publicó su primer poemario, Versos y estampas. Ese mismo año fundó, junto a su hermano Claudio de la Torre, miembro reconocido de la Generación del 27, su primera compañía de teatro. Durante el franquismo permaneció en España, pero sólo publicó otro libro de poemas y algunas novelas comerciales bajo el seudónimo de Laura de Cominges, con el que jugaba a ser falsamente una descendiente de la nobleza francesa.

Su labor como actriz fue también muy relevante. Destacó en el teatro de posguerra, llegando a primera actriz en el María Guerrero. Formó compañía propia y participó en la de otros grandes nombres de la escena de entonces. Hizo trabajos en el cine junto a su hermano y otros grandes nombres de la época, como Neville. Su último trabajo conocido fue en la conocida serie de Televisión Española Anillos de oro (1983).

 “¡Ah, Destino enemigo,

rival indefendible,

adversario tenaz!

Te quisiera de frente,

cara a cara,

mis puños en tu pecho

de atleta presuntuoso y golpearte

con mi eterna pregunta:

¿por qué?” 

 

 MARGA GIL ROËSSET (Madrid 1908 – Madrid 1932)

Escultora e ilustradora española.

 Marga Gil Roësset nació en Madrid, hija de una familia bohemia y acomodada, creció bajo la influencia de una madre culta y refinada que motivaba a sus 4 hijos a experimentar con las artes. Fue una joven de extraordinario talento para la plástica y la poesía, una niña prodigio que a los 24 años ya empezaba a ser conocida como escultora e ilustradora, nacional e internacionalmente. Su explosión como artista se desbordó cuando conoció al matrimonio formado por Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí, que la presentaron al mundo intelectual y con el que mantuvo una estrecha relación creativa y personal. Pero en julio de 1932, previa destrucción de casi toda su maravillosa obra artística, decidió quitarse la vida. Sus últimos meses de vida fueron los más productivos creativamente. Su hermana Consuelo pudo salvar algunas de sus obras, entre ellas un diario personal que escribió una semana antes de quitarse la vida, y que resultó ser su mejor poemario. Los motivos de su suicidio permanecieron ocultos (al igual que su talento como artista) durante décadas, hasta bien entrados los años ochenta. Actualmente sigue siendo una artista olvidada. 

 “Y es que… Ya no quiero vivir sin ti… no… ya no puedo vivir sin ti… tú, como sí puedes vivir sin mí… debes vivir sin mí… Si tú no pudieras vivir sin mí, no sobraría, pero como sobro, lo mejor es irme…Y como sin ti… es que ni quiero, ni me importa nada… lo mejor es morirme…”
http://www.lassinsombrero.com

FEMINICIDIO EN AMÉRICA LATINA

Nazaret Castro
En la mayoría de los países no existen estadísticas sobre violencia machista, así que es difícil saber la evolución de este drama social. Lo que sí han dejado claro las investigaciones de organizaciones sociales es que las cifras son abrumadoras: una mujer asesinada cada 31 horas en Argentina, 15 cada día en Brasil, 2.000 al año en México. Como también son terribles la brutalidad de muchos casos: golpeada hasta la muerte, acuchillada, degollada, troceada, torturada o violada; y el hecho de que las parejas, ex parejas y familiares de las víctimas sean los culpables en la mayoría de los casos. Las latinoamericanas han impuesto el término “feminicidio” para subrayar que se mata a las mujeres sólo por el hecho de serlo; son crímenes en que hombres las matan simplemente porque se creen superiores y con el derecho de decidir sobre sus vidas. Ofrecemos aquí una panorámica de la situación del feminicidio en algunos países de América Latina y las medidas que los Estados están tomando para erradicarla.
Argentina
Al grito de #NiUnaMenos, la consiga que se viralizó en las redes sociales, cientos de miles de personas se movilizaron el 3 de junio pasado en ciudades de todo el país -y de los vecinos, como Chile y Uruguay- para exigir el fin de la violencia machista. La convocatoria se fraguó tras la muerte de Chiara, una adolescente embarazada que apareció enterrada en el patio de la casa de su novio. Las mujeres argentinas han dicho basta. Un grupo de periodistas convocó la marcha y realizó un listado de víctimas de la violencia machista: en 48 horas documentaron 600 muertes, muchas de ellas olvidadas por el Estado, sobre todo en el caso de prostitutas y transexuales.
Su principal reclamo es que el Estado cumpla su parte: que investigue, documente, sancione, encarcele; las leyes, denuncian los colectivos feministas, existen, pero no se cumplen o no lo hacen con la prontitud y diligencia que se requiere: 300 mujeres al año mueren en Argntina por violencia machista. El documento leído en la marcha Ni Una Menos incluyó la implementación del Plan Nacional de Acción para la Prevención Asistencia y erradicación de la violencia contra las mujeres que está en la Ley 26.485 de protección integral a las mujeres víctimas de violencia.”Pedimos que se cumpla integralmente, que haya monitoreo y presupuesto para todo lo que se hace”, expresaron las manifestantes.
Ante todo, los grupos feministas que convocaron Ni Una Menos saben que, como señala la periodista y activista Claudia Acuña, “lo importante comienza el día siguiente a la marcha”, y supone reflexionar sobre los modos en que se reproduce la violencia patriarcal en todas las esferas de la vida. Como expresó la diputada porteña Gabriela Alegre, el hecho de que las leyes no hayan puesto coto a la violencia machista prueba que “no alcanza con la legislación ni con penalizar, sino que hay que afrontar un cambio cultural y apuntar a la educación”.
Brasil
El pasado marzo, la mandataria, Dilma Rousseff, firmó un proyecto de ley que tipifica el feminicidio y que, entre otras cosas, impedirá que los hombres declarados culpables de un asesinato machista puedan ser liberados a través del pago de una fianza. Pese a los avances legales, la situación para las mujeres en Brasil sigue siendo crítica: 15 mujeres mueren cada día sólo por ser mujeres, según expresó la propia presidenta. Rousseff subrayó además que la violencia machista atraviesa todas las clases sociales.
En 2006, se sancionó la Ley Maria da Penha, que aumentaba el rigor de las penas por agresiones machistas en el ambiente doméstico o familiar. El nombre de la ley homenajeó a Maria da Penha Maia Fernandes, convertida en emblema de la lucha contra la violencia machista después de que su marido intentara asesinarla en dos ocasiones; uno de esos intentos la dejó en silla de ruedas. Él fue condenado a ocho años de cárcel, pero terminó cumpliendo apenas dos. Fue en aquel momento que los legisladores se decidieron a sancionar una ley histórica, pues creaba un marco jurídico para la prevención y punición de la violencia machista. Ese marco jurídico ha avanzado con la tipificación del feminicidio.
Los colectivos de mujeres saben, sin embargo, que la batalla contra la violencia patriarcal debe darse en lugares variopintos y cotidianos: por ejemplo, en los últimos meses han ganado visibilidad los diversos tipos de abuso y acoso sexual al que las mujeres se ven sometidas en el transporte público. Una encuesta elaborada por la ONG Action Aid en cuatro estados del país reveló que el 44% de las mujeres afirman haber sufrido acoso sexual en el metro o el autobús.
Colombia
El 2 de junio pasado, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que tipifica el delito de feminicidio y lo castiga con entre 20 y 50 años de cárcel, sin derecho a rebajas; además, se añade el agravante de violencia de género en delitos de agresiones. La ley se llamó Rosa Elvira Cely en homenaje a la mujer que murió en 2012 tras haber sido violada y torturada. El proyecto prevé adoptar estrategias de prevención y sensibilización social. Además, los diputados instaron al Ministerio de Justicia a elaborar estadísticas unificadas sobre violencia machista.
Según las cifras del Instituto de Medicina Legal, apenas en los dos primeros meses de 2015 murieron asesinadas 126 mujeres; la mayor parte de ellas tenían entre 20 y 24 años. Colombia no cuenta con el dato de cuántas de ellas fueron asesinadas a manos de sus parejas, ex parejas o familiares; pero la cifra que aportan los estudios de la ONU a escala planetaria es del 47%. Es decir, casi la mitad de las mujeres que murieron con violencia, fueron asesinadas por quienes supuestamente debían amarlas y cuidarlas.
México
Las pocas estadísticas existentes contabilizan en torno a 2.000 feminicidios al año en el país. El Observatorio Ciudadano Nacional sobre Feminicidio de México documentó 3.892 casos de mujeres asesinadas entre 2012 y 2013; de ellos, sólo 613 fueron investigados como feminicidios, puesto que en México el feminicidio no está tipificado en la esfera nacional y, en los diferentes estados, a menudo se define con tipos penales muy difíciles de acreditar. Por ejemplo, en el estado de México (no confundir con la República mexicana) se tipificó el feminicidio en 2012, con penas que llegan a la prisión vitalicia. Se considera un crimen como violencia de género cuando esté asociado a la subordinación, discriminación o explotación; cuando la víctima tuviese una relación sentimental o de confianza con el victimario; o cuando el agresor hubiese ejecutado conductas sexuales crueles o degradantes.
En la práctica, no es tan fácil delimitar qué es “cruel” o “degradante”, más si, como denuncian los colectivos feministas, la mayoría de los jueces pertenecen a una cultura patriarcal. En el caso de México, al contrario de otros países, existen más casos de feminicidios perpetrados por hombres que no conocían a sus víctimas, pero no por ello deja de tratarse de feminicidios, esto es, se escoge a la víctima por su sexo. Lo ilustra el caso tristemente célebre de Ciudad Juárez: más de 700 mujeres han muerto en los últimos veinte años por la violencia machista. Se trata, la mayoría de las veces, de jóvenes entre 15 y 25 años que, antes de ser asesinadas, son torturadas y violadas.
Uruguay
En lo que va de año se han contabilizado 20 feminicidios, en un país de 3,2 millones de habitantes: en términos relativos, cuatro veces más que en Chile, como apunta Mariela Mazzotti, directora del Instituto Nacional de Mujeres (Inmujeres). El país registra una media de 68 denuncias diarias por violencia doméstica, según datos del Ministerio del Interior, Los colectivos feministas reclaman, entre otras cosas, que la legislación reconozca la figura del feminicidio, y que se deje de tipificar la violencia sexual como un “atentado violento al pudor”. La desprotección jurídica de las mujeres podría acabar si se aprueba el proyecto de ley que está preparando el Gobierno uruguayo, que tipificaría el delito del feminicidio.
En Uruguay como en el resto de los países latinoamericanos, uno de los principales reclamos al Estado es la elaboración de estadísticas de violencia machista. La falta de cifras oficiales dejan en el aire una pregunta: ¿han aumentado los feminicidios o lo que se ha incrementado es su visibilidad?

19 agosto 2015
http://www.esglobal.org/feminicidio-en-america-latina/

  

La cara oculta de la prostitución 

La cara oculta de la prostituciónANTONIO CUEVAS 01.08.2015 | 02:22

La cara oculta de la prostitución

La cara oculta de la prostitución

Francisco, que no deja de sorprender desde que vive en el Vaticano, convocó a alcaldes y alcaldesas de ciudades de distintos países para efectuar una reflexión sobre el cambio climático y sobre la prostitución entre otros temas. La Santa Sede no estará muy informada sobre el cambio climático, pero sobre prostitución sabe casi todo. Pederastia, prostitución masculina… Se está investigando sobre su implicación en estos casos y hay indicios de que las conclusiones pueden ser muy dolorosas. Eso sí, este Papa toma mate y amargo, no tiene preferencia por el té… 

Un poco de historia. San Agustín, entre otros padres de la Iglesia, no dudó en escribir que para proteger a las vírgenes y a las mujeres casadas habría que permitir «las cloacas» de mujeres perdidas… Los mismos religiosos administraban prostíbulos y de paso que protegían a las decentes se enriquecían, permitiéndoles donar extraordinarias joyas a la Virgen. El mismo Vaticano fue construido con los impuestos cobrados a las prostitutas que «aliviaban» a los peregrinos en la Ciudad Santa: no se consideraba pecado.

El Papa dice que la prostitución es una «fuente de trabajo para poder sobrevivir hoy en día». Para no pocas mujeres en el mundo es el único recurso con que cuentan para que sus hijos no mueran de hambre. Una prostitución de subsistencia que nada tiene que ver con las mafias que secuestran, violan, esclavizan a mujeres, inclusive a menores de edad, para enriquecerse con este vil comercio. La alcaldesa madrileña Manuela Carmena preguntó en este evento «por qué uno se va de putas», interesante reflexión. Si el Partido Popular, con el apoyo de la jerarquía católica, no hubiera eliminado Educación para la Ciudadanía de Zapatero, hoy algo se sabría al respecto.
Este evento provoca que se diga que la prostitución es el oficio más viejo del mundo. En realidad el oficio más antiguo es el ejercido por la mujer en la sociedad patriarcal, ocupándose de los menores, del fuego, de las hierbas medicinales; cuando los hombres volvían de cazar conviene recortar que ellos comían primero y los trozos más apetecibles. Y en aquella época se raptaba a las mujeres de los clanes vecinos.

Francisco tendría que haber invitado también a prostitutas, no sólo a los representantes de las ciudades. Hubiera sido importante saber su opinión: ellas son las víctimas, víctimas invisibles, sin voz, clandestinas.

Ya que se quiere reflexionar… Un informe publicado por las Naciones Unidas sobre el VIH y la ley, recomienda que las naciones de todo el mundo se deshagan de las leyes represivas en contra de la prostitución, o lo que denominan «trabajo sexual consensual». Este informe fue firmado por 15 exjefes de Estado, juristas y activistas contra el VIH/sida y fue presentado al secretario general de la organización Ban Ki-Moon. La experiencia indica que la represión ha fracasado. Desde 1904 hay acuerdos internacionales sobre este tema, todos ineficaces.